viernes, junio 20, 2008

La historia del hombre de los ojos grandes y el hombre de la boca grande

Hoy les quiero recomendar Monster, una magnífica serie de animación japonesa de 74 episodios con mucha intriga, suspense, grandes dibujos y buenos personajes pero, sobre todo, con un gran guión. Se trata de una recreación fiel del comic manga homónimo creado por Naoki Urasawa. Esto no es Goku (con todos los respetos), Caballeros del Zodiaco,... estamos hablando de una historia seria y sólida que perfectamente podría ser llevada al cine o a una serie de tv con actores de carne y hueso, saliendo muy bien parada. Busquen en la red opiniones y críticas sobre esta obra y verán como una gran mayoría la pone de excelente para arriba y como muchos hablan de obra maestra. Yo me cuento entre éstos.

No desvelaré absolutamente nada de la trama para que les coja todo de sorpresa. Sólo les digo que parezca lo que parezca, y a pesar de los momentos de calma, algo anda acechando desde la oscuridad. En esta serie la tensión va creciendo capítulo a capítulo y, casi subliminalmente, termina por atraparte en sus redes. No dejen de verla.

Como aperitivo, les traigo un cuento que aparece en cierto momento de la serie y que llamó mi atención. Es La historia del hombre de los ojos grandes y el hombre de la boca grande.

- Ya sé, hagamos un trato -dijo el Diablo.
- No, no y no, no quiero -dijo el hombre de los ojos grandes.
- Vale, hagamos un trato -dijo el hombre de la boca grande.

Y en un santiamén, en el jardín del hombre de la boca grande florecieron mil flores distintas.
El hombre de los ojos grandes era tan pobre que se moría de hambre y ya no sabía qué hacer. En cambio, el hombre de la boca grande se pasaba los días riendo, féliz y contento y saciaba su apetito con las deliciosas frutas de su jardín.

Por eso, no sé percató de que el jardín empezaba a morirse. Cuando quiso darse cuenta, ya era tarde y el hombre de la boca grande no pudo hacer más que sollozar en un jardín cuyos árboles y flores estaban marchitos. Deseó no haber pactado jamás con el Diablo. El hombre de los ojos grandes, por su parte, se moría de hambre. Sus enormes ojos vertían lágrimones sin descanso. Ojalá hubiese aceptado aquel trato -pensaba.

Ya sé, hagamos un trato -dijo el Diablillo.

(Transcrito del Capítulo 56 de la serie Monster)

5 comentarios:

Galeano dijo...

Esta serie es muy buena! El otro cuento ees para mi el mejor.

Espíritu dijo...

Supongo que te refieres al cuento "El monstruo sin nombre" (aparece en el episodio 37). Lo puedes encontrar en este blog:

http://agaf74.blogspot.com/2006/08/el-monstruo-que-no-tena-nombre.html

Anónimo dijo...

ahh q bueno q esta, muchas gracias,, i no tenes el cuentro dl dios d la paz? :/ yo lo qiiero ^^

Anónimo dijo...

Éste :
http://elandante.blogspot.com/2008/07/el-dios-de-la-paz.html

Edgar Burgos Loman dijo...

si el cuento esta bueno pero me gusta mas el de el dos de la paz